Lo leemos en las noticias, lo escuchamos en las noticias y, peor aún, lo vemos en las calles: los desechos plásticos están por todos lados, su cantidad aumenta día a día sin control y parece que nadie hace nada por reducirlos, ¿qué podemos hacer para frenar esta emergencia ambiental? La respuesta puede ser más fácil de lo que crees y en Blen te decimos cómo reducir tu consumo y utilización de plásticos de forma, fácil y sencilla, son nueve pasos que puedes comenzar a poner en práctica de inmediato, síguelos y verás cómo muy pronto ¡no volverás a utilizar el plástico!

Lleva tu propia bolsa de compras

¿Te has dado cuenta de la enorme cantidad de bolsas que desechas todos los días? Cada familia mexicana consume alrededor de 650 bolsas plásticas al año, las cuales terminan en la basura, apilándose y dañando al medio ambiente y especies animales y vegetales que en él habitan.

La mejor forma de reducir esta enorme fuente de contaminación es llevando siempre una (o varias) bolsa de tela resistente en la que puedas transportar tus compras: ya sea en el mercado, el super, o cualquier tienda a la que vayas, opta por no aceptar las bolsas de plástico que te ofrecen. Además puedes personalizarlas a tu gusto o bien portar con orgullo el logo de Blen utilizando una de nuestras prácticas promobolsas, que además son ¡super resistentes!

Porta una botella reusable para beber

Esta es una medida un poco difícil de adoptar ya que es facilísimo comprar una botella de agua, tirarla y repetir el ciclo cada vez que tenemos sed, ¿no? Desafortunadamente las botellas de agua representan alrededor de 10 millones de toneladas de basura, y la mayoría termina en el mar; desafortunadamente recuperarlas y reutilizarlas no es tan fácil como comprarlas y desecharlas. Lo que sí es muy sencillo es adquirir UNA botella o recipiente reutilizable que puedas llenar de agua antes de salir de tu casa y así evitar la compra desmedida de agua embotellada.

Tip: si no eres tan “fan” del agua natural, prepara una jarra de agua de sabor o infusionada desde la noche anterior y sírvela en tu botella reusable para el día siguiente.

Lleva tu propia taza o vaso

Nada como despertar con un delicioso cafecito, ¿verdad? Pero cuando la vida te agarra con el tiempo encima el café en casa es reemplazado por un café de la tienda o cafetería más cercana, ¿y en qué te lo sirven? ¡En un vaso desechable! Procura llevar contigo un vaso o termo que puedas utilizar una y otra vez sin que termine en la basura, ¿la mejor parte? En muchos establecimientos te hacen descuento por llevar tu propio vaso, ¡gran incentivo!

Empaca tu almuerzo en contenedores lavables

Sí, hay quienes te llamarán “godínez” por tomar esta medida, pero ¿qué prefieres? ¿Qué te llamen godínez o o contribuir a las 125 mil toneladas anuales de basura generada por los desechos de unicel en México? La respuesta es bastante obvia, ¿no crees?

Di no a los desechables

¿Has escuchado como la gente dice “un minuto en la boca, toda la vida en las caderas” cuando comes algo que no es bueno para tu figura? Ahora traduce eso a los desechables: un minuto para desecharlo, más de 100 mil años en degradarse. Si te das cuenta un popote no es realmente necesario, esa rebanada de pastel puedes servírtela en una servilleta (que tarda mucho menos tiempo en degradarse), y llevar tus propios cubiertos en tu bolsa no ocupa espacio ni pesa tanto como los miles de cubiertos desechables que llegan al mar año con año.

Evitar empacar en plástico

Si lo que buscas es que tu fruta y verdura no se maltrate cuando vas al mercado (con tu promobolsa Blen), opta por bolsas de tela de malla, periódico e incluso los mismos contenedores lavables que utilizas para transportar tu comida, ¡incluso se protegerán más!

Come en casa

¿La mejor forma de que no te den cubiertos, platos, popotes y vasos desechables? La respuesta es muy obvia: comer en casa. Si te es posible cocina y consume tus alimentos en casa para evitar desperdicios inorgánicos. Además disfrutarás de platillos preparados por ti o alguien de tu familia, y la compañía ¡es incomparable!

Guarda las sobras en frascos de vidrio

Esta medida tiene más ventajas de las que te imaginas: el vidrio no guarda olores desagradables, no se mancha y no contiene sustancias dañinas para la salud como muchos plásticos de los que están hechos varios contenedores, puedes utilizarlos en el microondas sin peligro a que se derritan, y te permiten ver el estado en el que se encuentran tus alimentos, ¿necesitas más razones?

¡Entrega tus pedidos en bolsas de papel Blen!

¡Así es! A partir de la estación 18 puedes encontrar a la venta en tu Catálogo 05 las Bolsas Ecológicas Blen, de esta manera podrás entregar tus pedidos en un medio amigable para el ambiente y estarás evitando más contaminación por plásticos, ¿qué te parece?

¿Te gustaron estas ideas? Compártelas con tus amigos, familiares y conocidos. ¿Conoces otras formas de reducir el consumo y desperdicio de plástico? Compártelas con todos nosotros en los comentarios, ¡no olvides seguirnos en Facebook e Instagram!

Comments (4)

  1. esto me gusta 1000 voy a compartir y lo mas importante a poner en practica lo de las bolsas.
    tambien voy a compartir esta informacion con mis promotoras, familia y amigos.

    1. ¡Muchísimas gracias, Celso!

  2. estaria padre que ustedes tuvieran a la venta los termos, los botes para agua con su logo a precios accesibles, seria una manera de dar a conocer mas la marca logrando tendencia #EcoBlen…

    1. Es muy buena idea, Karime, podrían ser de edición especial. Pero realmente la inciativa está en cada uno de nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *