Uno de los retos más grandes e importantes de la vida, es mantener una relación saludable contigo misma. Probablemente te estarás preguntando “¿conmigo?” “¿no con los demás?” “Yo estoy perfecta con mi propia persona”. Considera que siempre estás contigo misma, tú te acompañas a todos lados y en realidad no tienes escapatoria de ti. Es normal no analizar cómo te tratas; generalmente eres juzgado sobre tu trato a los demás, pero es una realidad que el trato a otras personas es el reflejo de tu trato interno.

Te compartimos 5 aspectos clave en los que puedes darte cuenta cómo es tu relación contigo misma:

  1. Cuidados personales: Cuando amas a alguien, naturalmente quieres cuidar de él o ella, ya sea cocinándole, escuchándolo o ayudándolo en cualquier cosa que necesite. Por alguna razón no siempre te tomas el tiempo de cuidarte a ti misma. Sin embargo, es esencial definir un tiempo para ti, un momento del día en el que hagas algo que te guste; tomar más tiempo para arreglarte, cocinar algo que te encante, etc. ¡Hay varias maneras de darte tiempo!

2. Utiliza las redes sociales para compartir, no para validar: Cuando estás bien contigo misma, no necesitas presumir o que las demás personas te vean. Busca utilizar las redes para compartir tus momentos felices, no para obtener aprobación de las demás personas. No es saludable depender de las redes sociales para tener una autoestima alta; no le des tanta importancia a lo que la gente piensa en redes porque cada persona es un mundo y lo que más importa, es que tú te mantengas serena y contenta con la grandiosa persona que eres.

3. Acepta tus fallos y defectos: El primer paso para quererte a ti misma, es identificar aquellas cosas que no te gustan de ti y aquellas en las que fallas (aunque te cueste trabajo aceptarlas). Después de identificarlas, acéptalas; una vez aceptadas, es mucho más fácil estar cómoda contigo y luchar poco a poco por ser mejor.

4. Conoce tus habilidades y cualidades: Es importante también identificar aquellas cosas que te gustan de ti misma y aquellas cosas que a los demás les gusta. Así te darás cuenta de que hay mucho valor en tu persona y comenzarás a amarte y respetarte más. Mantén una mente limpia y positiva, porque eres el reflejo de tus pensamientos.

5. No tomes las críticas de manera personal: Cada persona tiene distintas perspectivas y opiniones; es prácticamente imposible que todos compartan una misma forma de pensar. Puede que seas grandiosa para unas personas y un dolor de cabeza para otras, ¡no dejes que eso te detenga! En la vida siempre habrá comentarios negativos y críticas, tómalos como ladrillos para construir y no como bombas para destruir.

¡Esperemos que estos tips te sirvan! Comparte tus experiencias o deja tus comentarios en la sección de abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *